Theosophical University Press Online Edition

H. P. Blavatsky y la Sociedad para las Investigaciones Psíquicas por Vernon Harrison, Ph.D.

Copyright © 1997, 2006 por Theosophical University Press. Todos los derechos


Parte 2

J'Accuse d'autant plus:(1)

Un Estudio Más Amplio del Reporte Hodgson

EL TESTIGO EXPERTO

Comienzo esta sección describiendo el trabajo del Testigo Experto como se aplica en las Cortes inglesas, y con particular referencia a los Expertos en Escritura.

El Testigo Experto está ahí para asistir a la Corte en casos donde se necesita un conocimiento especializado en algunos temas. Nunca debe tratar de actuar como abogado, y este deber primordial siempre se lo debe a la Corte y no al abogado, persona u organización que lo ha contratado. Si es contratado por la Defensa y encuentra que debe dar una opinión a favor de la parte Acusadora, entonces debe hacerlo. Nunca debe cambiar su opinión bajo coacción de su empleador.

Para ser aceptados en Corte, los reportes de testigos normalmente tienen que tomar la Declaración de Testigos de lo prescrito por la Sección 9 del Acto de Justicia Criminal de 1967. Empieza con la declaración:

Esta declaración que consiste en ___ páginas cada una firmada por mí, es la verdad según el mejor de mi conocimiento y creencia y la hago sabiendo que, si es débil en evidencia, deberé ser responsable para ser acusado si he voluntariamente declarado en ella algo que sé que es falso o no creo que sea verdad.

Esta declaración debe ser firmada, fechada, y atestiguada. Luego de la declaración el reporte usualmente continúa bajo los siguientes lineamientos:

Hay dos partes principales en el reporte. La parte A contiene cuatro secciones. La primera da un bosquejo de la competencia del Experto y de su experiencia para el trabajo. Está sujeto a ser cuestionado acerca de esto en Corte. La segunda debe dar una identificación precisa de los documentos recibidos para su examen. Por ejemplo, en una carta, se debe dar la fecha (si es conocida), para quién y por quién fue escrita la carta, y las oraciones de apertura y cierre. "Una carta escrita en papel verde" no es algo válido. La tercera sección debe expresar las instrucciones del Experto — qué exactamente se le pidió hacer. Normalmente actuará dentro de estas instrucciones. La sección final debe expresar la Opinión del Experto, basada en la evidencia que ha venido dando, y una indicación de la solidez de esa Opinión, yendo desde la casi certeza a favor o en contra, hasta una posición neutral o de "no saber."

Una Opinión es una declaración formal de razones para un criterio dado, un criterio que con frecuencia debe lidiar en campos donde se tienen pocas pruebas. Aquí la declaración debe ser tan resumida y clara comos sea posible, dejando las razones detalladas a la Parte B del reporte. Una vez dada una Opinión debe sostenerse a menos que nueva evidencia salga a la luz, lo que hace que sea necesaria una revisión.

La Parte B del reporte contiene las razones detalladas para la Opinión del Experto, las que él deberá defender en Corte si el reporte es cuestionado (y a menudo lo es). En este caso, él tendrá que proporcionar su evidencia en persona y bajo juramento. Debe estar preparado a soportar un estricto interrogatorio de "la otra parte" y, sobre todo, no debe perder la calma. Las vistas judiciales son altamente adversas, pero por lo general libres de rencor. Son muy distintas de una discusión académica.

A veces la "Sección 9", Declaración de Testigo, no es suficiente, y el reporte debe ser presentado por Affidávit o Declaración Jurada, redactada por, y firmada y jurada ante, un notario, y cuidadosamente atada con cinta azul.

El Testigo Experto siempre debe recordar que no está describiendo lo que sucede cuando el ácido sulfúrico es vertido sobre zinc: él está ayudando a decretar un juicio sobre otro ser humano cuya vida puede ser profunda y permanentemente afectada si su testimonio es descuidado, parcializado o defectuoso. Es una imponente responsabilidad, de manera particular cuando la evidencia disponible es escasa o conflictiva. Debo añadir que los parapsicólogos deben recordar que ellos podrían estar en la misma posición.

Menciono todo esto porque es evidente que a Hodgson, como a Galión (2), no le importó nada de estas cosas. Reconozco que el procedimiento de la Corte pudo haber sido entonces menos riguroso de lo que es hoy (aunque no estoy seguro de esto), pero los métodos de Hodgson son inexcusablemente descuidados y nunca se habrían sostenido en Corte ahora.

MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN

Los métodos de investigación difieren en detalle de acuerdo al investigador, pero algunos principios básicos son comunes a todos.

Primero, está el "sentir" del escrito como un todo. Hodgson declara:

La pequeña importancia que pueda ser ligada a la mera apariencia general de un documento escrito es muy bien conocida para las personas que están familiarizadas con la comparación de escritura. — p. 283

Esto es rotundamente negado por Charles Hamilton quien asegura tener alguna experiencia en la investigación de documentos (En busca de Shakespeare: un estudio de la vida del poeta y su escritura, Robert Hale, Londres, 1986. pp. 7-8):

El sentir de una escritura no es más que la impresión instantánea que crea en el ojo entrenado. Lejos de ser una prueba amorfa de autenticidad, el sentir es en realidad la suma total del conocimiento del investigador, la fusión de la intuición y un inmenso caudal de experiencia. Luego que el experto en manuscritos ha hecho un juicio de sentir, su independiente segunda impresión puede ser cristalizada por un examen detallado del escrito. . . .

El sentir es el factor clave al comparar escritos o al juzgar autenticidad. El investigador ocasional de escritura cuestionada puede ser inmune a sentir. Puede estudiar laboriosamente la formación de letras individuales en un documento. . . .

Algunos de los factores que contribuyen al sentir de un manuscrito son: la cantidad de espacio entre las palabras y entre las líneas; el tamaño del escrito; la facilidad, o falta de facilidad, con la que el escrito fluye; la presión de la pluma al hacer los trazos, especialmente trazos que descienden; el largo de los trazos que descienden, como en las y's y g's; la legibilidad total del escrito; las posiciones de los puntos sobre las i's y las barras de las t's; el grosor de los trazos de pluma; y la prisa, o falta de prisa, con la que las palabras y las letras han sido formadas. . . .

Una vez que un manuscrito pasa la prueba del sentir, un minucioso examen de palabras y letras se impone.

A la lista de Hamilton me gustaría agregar: el tamaño relativo de letras mayúsculas y minúsculas; largo relativo de los ascendentes y descendentes en relación al cuerpo de las letras minúsculas; compresión lateral anormal o extensión de palabras; estilo, separado o continuo; consistencia y fluidez.

Si la escritura se ve mal, probablemente esté mal; pero puede necesitarse un examen detallado para establecer por qué está mal. El "sentir" se da sólo con la experiencia.

Luego de la prueba del "sentir", la segunda etapa de la investigación comienza, en la que el escrito es visto bajo ampliación, palabra por palabra, letra a letra. Uno busca averiguar los métodos de ejecución de cartas individuales, el orden de los trazos de pluma y las variaciones de presión. Los fotomicrógrafos hechos a una ampliación de cerca de x4 diámetros son con frecuencia informativos y útiles. Uno debe recordar que las diferencias son tan importantes como las similitudes, y a veces más.

Finalmente, viene la búsqueda de idiosincrasias significativas, usualmente inconscientes, las cuales pueden ayudar a hacer más segura la identificación de una mano o autoría. Tales idiosincrasias pueden ser tan pequeñas como el método de hacer el punto sobre la letra i. En mi propia escritura, las curvas de las letras a, g, o y q son hechas por un movimiento continuo de la pluma en el sentido de las agujas del reloj. Esto es algo raro y no obvio de inmediato.

Concluyo esta sección con unas cuantas observaciones importantes. A menudo es relativamente fácil falsificar una firma a mano libre y de memoria. Es mucho más difícil escribir una carta original de una sola página bajo una mano o autoría supuesta sin revertir en algún punto a la práctica normal propia de uno. Es todavía más difícil escribir página tras página de una composición original en respuesta a preguntas específicas bajo una escritura supuesta y estilo literario, sin reversiones a la práctica habitual. Una o dos cartas de KH alcanzan 16,000 palabras y tratan de asuntos abstrusos.

Desde el punto de vista del investigador, es a menudo bastante fácil decir que una pieza de escritura ha sido falsificada: es mucho más difícil decir por quién ha sido falsificada. Afirmar que una persona en particular fue responsable, con exclusión de otras, puede ser muy arriesgado.

Recientemente, en mi propia práctica, fui solicitado para examinar la escritura de un mensaje intimidatorio el cual figuró en un caso de la Corte de la Corona. Como es usual con los documentos de la Corte de la Corona, la nota fue puesta en un sobre transparente al que se le añadió una etiqueta de identificación. Los detalles fueron llenados por el oficial de policía que había interrogado al testigo que había proveído el documento, y el testigo había firmado la etiqueta para autentificarla. Hallé, para mi sorpresa, que la escritura del oficial de policía era casi idéntica a la escritura del mensaje intimidatorio; pero no había probabilidad de que el oficial de policía fuera responsable del crimen, y la similitud de la escritura era coincidencial. Es muy errado, y peligroso, escoger a un sospechoso en exclusión de todos los otros, y luego buscar evidencia para incriminar a ese único sospechoso. Eso es lo que hizo Hodgson, y encuentro su comportamiento inexcusable.


El Reporte Hodgson

LOS "FENÓMENOS"

Tengo muy poco que decir con respecto a la primera sección (por mucho, la más larga) del Reporte Hodgson. No tengo intención de decir si los "fenómenos" atribuidos a HPB fueron o no genuinos. No estuve ahí para esa época; todos los testigos de los fenómenos han muerto hace mucho; y toda evidencia tangible, como el "Santuario", está perdida o destruida. Todo el asunto está envuelto en las neblinas de la historia y la leyenda, y parece improbable ahora que cualquier nueva evidencia salga a la luz. Los "fenómenos" pudieron haber sido producidos por juegos de mano; no puedo decir si fueron hechos de esta forma. Soy, por tanto, agnóstico en el sentido acuñado por T. H. Huxley: "No lo sé." Afortunadamente, el duradero valor de la escritura de HPB no depende de "fenómenos".

Dicho esto, sí noto la hostilidad de Hodgson contra HPB y el desprecio con el cual todos menos dos de los testigos son descartados, a menudo por razones absurdas (3). Los únicos dos testigos cuya palabra acepta Hodgson sin cuestionar, son los Coulomb; y si ellos resultan ser indignos de confianza, el edificio de Hodgson colapsa.


LA ESCRITURA

Las Cartas Blavatsky-Coulomb

Estas cartas son de crucial importancia, puesto que si las partes inculpadoras de las cartas son genuinas, muestran que HPB estuvo involucrada en prácticas fraudulentas. Si, por el contrario, fuesen falsificaciones, en todo o en parte, los únicos otros sospechosos serían los Coulomb; y las falsificaciones significarían que los Coulomb estaban mintiendo y su evidencia en otros asuntos no podría ser confiable.

Desde que escribí "J'Accuse", he tenido el beneficio de la exhaustiva investigación de Michael Gomes del asunto de los Coulomb (4) y de su valiosa bibliografía anotada (5), de la cual el capítulo 8 es particularmente relevante para el presente estudio. El trabajo de Beatrice Hastings (6) acerca del panfleto de los Coulomb (7) no está fácilmente disponible, pero es de lectura esencial.

Desafortunadamente parece ser que esas cartas de vital importancia han sido destruidas. Lo que sí sabemos de ellas puede resumirse así:

Algunas de las cartas de HPB a Emma Coulomb (que debieron ser numerosas) contenían pasajes cortos que pretendían ser instrucciones a EC para producir fenómenos fraudulentos.

A muy pocos teósofos (ni siquiera a HPB) se les permitió examinar esas cartas. Maj. Gen. H. R. Morgan, quien sí inspeccionó una que se refería a él, declaró que era una falsificación (8).

Ningún facsímil de estas cartas fue publicado por Hodgson, quien dio las más débiles excusas por no hacerlo.

El testigo clave acá es Netherclif, cuya competencia y formación he sido incapaz de descubrir. Su reporte, tal como fue publicado por Hodgson, está mutilado, con partes suprimidas, y lleva dos fechas. Como fue afirmado, algunas de las listas de documentos de Netherclift no pueden ser identificadas, y aquéllas que pueden serlo no incriminan. Algunos son sólo sobres. En su reporte, Hodgson "estelariza" algunos extractos de los documentos que dice haber enviado a Netherclift para su examen, pero es difícil reconciliar los "estelares" con la lista de Netherclift.

Un segundo lote de documentos sin identificar fue enviado a Netherclift, quien los regresó con una nota de sanción en el sobre que los contiene en el sentido de que estaban todos en la escritura de HPB. El sobre podría haber contenido la lista de ropa sucia de HPB pues no hay nada que diga lo contrario.

Tengo alguna información acerca del señor Sims de Museo Británico (9). Parece haber sólo hecho un poco más que actuar como el fa del fo de Netherclift. Ningún reporte escrito de él es reproducido por Hodgson.

Parece que Hodgson nunca examinó la escritura de Alexis Coulomb. Era muy similar a la de HPB (10). En el momento de escribir "J'Accuse" no estaba al tanto de que esto era muy conocido por los teósofos. Se ha relatado que en al menos una ocasión Coulomb emitió instrucciones fraudulentas haciéndose pasar por HPB "como una broma." (11)

El último poseedor conocido de las cartas fue Elliott Coues, quien las compró para su defensa en una demanda legal (12). Si hubiesen sido genuinas, habrían proporcionado evidencia irrecusable a su favor. No las usó. La muerte de HPB dio por terminado el caso, pero un año después el New York Sun publicó un editorial en donde se retractaba (13).

El cheque emitido por las cartas se preserva entre los papeles de Coues (14), pero las cartas en sí no han sido encontradas a pesar de una búsqueda diligente hecha por Anita Atkins y otros (15).

Luego de la muerte de Coues, cierta cantidad de correspondencia de Blavatsky fue quemada por un heredero de Coues (16).

Es improbable ahora que podamos ser capaces de presentar las porciones inculpadoras de estas cartas para un examen independiente, pero la evidencia circunstancial de que fueron falsificaciones de Alexis Coulomb es fuerte. Tenía tanto el motivo como la habilidad para hacerlo. No puedo creer que Coues no hubiera usado las cartas para dañar a HPB de haber sido éstas genuinas. Quizá Coues, dándose cuenta de que eran inservibles para él, las hizo destruir en lugar de que buscaran el camino hacia el campo de Blavatsky.

Las Cartas de los Maestros

Por fortuna, la mayoría de las Cartas de los Maestros se preservan en la Biblioteca Británica en donde fueron depositadas por el albacea de Sinnett. Están disponibles para su estudio bajo petición en el Departamento de Manuscritos (Manuscritos adicionales 45284, 45285 y 45286). ÉSTAS SON EVIDENCIAS PRIMARIAS. Hay, no obstante, dificultades en la manera de examinarlas en la Biblioteca Británica. Las cartas en sí están encuadernadas en tres pesados y corpulentos volúmenes, por lo que la comparación lado-a-lado de diferentes cartas es con frecuencia incómoda o imposible. Por razones válidas no se le permite a uno utilizar bolígrafo, lápiz, o instrumentos de dibujo en las sala de lectura. La fotografía está prohibida. Sólo el uso de una lupa de mano está permitido. Incluso un microscopio pequeño y de bolsillo de una amplificación x30 fue visto con recelo por los asistentes de la biblioteca y tuvo que ser puesto discretamente en mi bolsillo. Para aquéllos que viven fuera del área de Londres, el trabajo en la Biblioteca Británica puede ser tanto caro como de mucho consumo de tiempo.

Gracias a la Sociedad Teosófica con Sede Internacional en Pasadena, California, se me prestó por varios años un valioso juego de 1,323 diapositivas a color de la completa colección de las Cartas de los Maestros en la Biblioteca Británica, las cuales se me ha permitido estudiar en detalle por tanto tiempo como lo considerara necesario. Ahora puedo decir mucho más acerca de las cartas de lo que fue posible en "J'Accuse".

El texto de las cartas ha sido publicado por Barker (17). Éste incluye las cartas, fragmentos y endosos de KH (108), M (26), HPB (9), Subba Row (3, uno con comentarios añadidos de KH), A. O. Hume (2), A. P. Sinnett (2), el "Disinherited" (1), Stainton Moses (1) y Damodar (1). Las cartas valen su lectura por derecho propio, pero pueden ser difíciles de seguir porque los temas pueden ser presentados sin ningún orden en particular y pueden ser respuestas a preguntas no registradas. KH está inclinado a ser de largo aliento y discursivo; y puede a menudo empezar a responder una pregunta y, luego de extenderse, virar y responder otra pregunta (no solicitada).

Ver las diapositivas fue tedioso y requirió mucho tiempo. Para obtener el detalle requerido, cada una de las 1,323 diapositivas fue examinada bajo un microscopio con amplificación de x50, usando la parte especializada mecánica del microscopio para escanear el texto línea por línea. Después de una hora de esto, uno merecía un descanso

El papel usado para las Cartas parece haber sido cualquier trozo que estuviera al alcance. De acuerdo con KH, el papel era una escasa mercancía y todas las piezas disponibles eran usadas, incluso partes dejadas en blanco por un remitente previo. Algunos de los papeles eran de la consistencia del "papel de arroz".

La tinta presenta algunos problemas. No se ha desvanecido de la manera como lo hacen las tintas ordinarias de escritura de ese período, las cuales, en el transcurso de un siglo, se destiñen, volviéndose desde cafés y amarillas hasta la completa invisibilidad. Éstas han permanecido legibles y parecen como si hubiesen sido confinadas a delgadas capas en la superficie del papel. Hay poco "strike through" ["traspase". N. de T.]. Éste es un término usado por los impresores para denotar la penetración de la tinta a través de los poros del papel hacia el lado reverso. Las tintas de escribir victorianas solían penetrar directamente a través del papel delgado y hacían imposible la escritura en el lado reverso (véase Parte 1, Figuras 10a y 10b).

Las negociaciones con los Depositarios de las Cartas para que estas tintas fuesen probadas de manera no destructiva por una universidad, para determinar su composición química, no condujo a ningún lugar; y ahora que los papeles han sido reforzados en papel de archivo, una investigación posterior en este asunto probaría ser imposible.

Lápiz azul: un problema complicado es la escritura que aparenta estar en lápiz azul o crayón. Mucha de esta escritura (pero no toda) tiene una limpia y nítida estructura estriada, reminiscencia de un cielo aborregado. Parece como si hubiera sido hecha por un moderno escáner de línea de precisión (véase Figura 11a y 11b). Para mí, la razón de éste método de producción sigue siendo un misterio. Se ha mencionado que Emma Coulomb ha dicho que el efecto fue hecho al escribir con el papel descansando sobre la cubierta de un libro. Yo no puedo entender por qué alguien querría escribir con el papel descansando sobre la cubierta de un libro; en todo caso, no puedo obtener dicho efecto escribiendo en esta forma. Las irregularidades de la cubierta de un libro y el arrastre de pigmento hacia las franjas, las cuales deberían permanecer limpias, se vuelven obvios de inmediato. La notable peculiaridad de la escritura ha sido ignorada por la mayoría de los que han escrito sobre el tema de las Cartas de los Maestros con quienes me he topado.

Correcciones: Una característica adicional de las cartas de KH es que las correcciones han sido hechas al texto con mucho cuidado. Estas correcciones a menudo involucran la borradura de palabras completas, o incluso de frases enteras, y la escritura de las correcciones sobre lo borrado. Las borraduras no han sido hechas frotando con una goma de borrar dura o raspando con un cuchillo, ya que no hay debilitamiento local del papel. Parece como si hubiesen sido hechas usando un erradicador químico de tinta; pero la aplicación de una sustancia reactiva líquida usualmente perturba las fibras de la superficie del papel y deja tenues manchas que son difíciles de erradicar. Sería interesante saber a partir de pruebas de laboratorio si hay rastros de residuos químicos en estos lugares; si no los hay, podría ser que las correcciones fueron hechas en originales, de los cuales las Cartas ahora preservadas en la Biblioteca Británica son copias. Sin conocer algo acerca del método de transmisión de estas Cartas, no sé si esta sugerencia sea plausible.

La historia de estas Cartas junto con abundantes referencias han sido dadas por Gomes (18). La última carta que se cree procede de KH fue recibida en 1900 por Annie Besant. Tengo ahora una fotocopia de esta carta, y mi opinión es que es una buena imitación de la escritura de KH, pero, no obstante, una falsificación. El estilo literario es distinto del de KH.


LAS CALIFICACIONES DE HODGSON, NETHERCLIFT Y SIMS

En este punto se vuelve pertinente indagar cuál fue la competencia y la experiencia de Hodgson como investigador de documentos cuestionados. No está claro, a partir de los antecedentes, de que él haya tenido aptitudes o experiencia para el trabajo. Por el contrario, sus métodos sugieren que no había sido adiestrado y que era ilógico, con apenas sentido de la justicia. Madame Blavatsky lo expresa muy bien cuando se refiere a —

Las elaboradas pero mal dirigidas indagaciones del señor Hodgson, su fingida precisión, que emplea paciencia infinita en insignificancias y es ciega ante hechos de importancia, su razonamiento contradictorio y su múltiple incapacidad para lidiar con los problemas que se esforzaba por resolver. . . . — H. P. Blavatsky: Obras Completas 7:9

Las opiniones reportadas de Netherclift y Sims deben ser desatendidas en tanto a lo que se relaciona con las Cartas de los Maestros. Repito: no tenemos un reporte escrito y firmado de ninguno de ellos, sólo la versión de Hodgson de lo que él dice que ellos le dijeron. Los documentos enviados a ellos no puedan ser identificados. Cambiaron sus opiniones bajo coacción de Hodgson. Finalmente, algo de mucha importancia: no fue considerado otro sospechoso aparte de HPB. Ninguna Corte aceptaría semejante testimonio.


Los Escritos de KH

Ahora echemos un vistazo a las características principales de esta serie de escritos.

Características generales: Las siguientes características generales se encuentran a través de toda la serie:

La escritura muestra una inclinación hacia adelante de cerca de 30º respecto de la vertical.

La altura del cuerpo de las letras minúsculas (excluyendo los ascensos y descensos) es notablemente uniforme. Denotemos esta altura con la letra H.

Los ascensos alcanzan una altura de cerca de 2H sobre la línea base, y los descensos se extienden a cerca de 1H bajo la línea base.

El espacio entre líneas es de cerca de 3½ H.

El alto de las mayúsculas es de cerca de 3H.

El espacio entre palabras es de alrededor de 2H

La escritura es fluida, sosegada y cuidadosamente hecha.

La presión de palabra a palabra es constante.

Las barras de las t's son una peculiaridad prominente. Son largas, algunas veces excesivamente largas, con un leve ascenso hacia la derecha.

Los puntos sobre las i's son colocados con cuidado cerca de la proyección ascendente del tronco de la i.

Los caracteres estables persisten a través de toda la serie: hay unas cuantas letras altamente características las cuales se encuentran desde el principio y persisten a través de toda la serie KH. Estas son:

h — la cual se lee como li sin el punto, de este modo image.

p — que usualmente parece una horquilla con la punta derecha acortada y con una curva hacia abajo añadida al extremo, de este modo image.

n — con su profundamente gamellada forma de "guirnalda", que la hace indistinguible de la u, y

x — la cual toma la forma isabelina image

Caracteres variables en los escritos tempranos: El resto de las letras son bastante estables con la excepción de cinco: f, g, k, t y y. Éstas exhiben una variedad de formas en las Cartas tempranas, pero se estabilizan con rapidez en el curso de pocas semanas.

Ahora traigo a colación LA PRIMERA PROPOSICIÓN FUNDAMENTAL de Hodgson:

Que hay claros signos de desarrollo en la escritura de K. H., varias fuertes resemblanzas a la escritura ordinaria de Madame Blavatsky, que fueron gradualmente eliminadas. — p. 283

Escribiendo acerca de la carta temprana recibida por el señor Sinnett (Carta de Barker 1, Figura 12 para nosotros), Hodgson afirma:

En ésta, que fue recibida cerca de octubre, 1880, los rastros del artificio de Madame Blavatsky fueron numerosos y conspicuos, y de ésta en delante el desarrollo gradual de las características convencionales de K. H., y la gradual eliminación de muchas peculiaridades de Madame Blavatsky, fueron claramente manifiestos. Los escritos de K. H. que habían sido enviados al señor Netherclift [para su examen], fueron escritos luego que Madame Blavatsky había tenido años de práctica. — pp. 282-3.

Estas declaraciones son rotundamente contradichas por la evidencia directa que ha sido preservada para nosotros, incluyendo el propio Reporte Hodgson. Ahora veamos algunas de las cartas de KH en detalle.

Figura 12 Carta 1
Barker, p. 5 Diapositiva Nº K36015
Recibida en Simla en, o cerca del, 15 de octubre de 1880

DÍA 0

Ésta es una página extraída de la primera Carta que Sinnett recibió en Simla en, o cerca del, 15 de octubre de 1880 — identificada como aquélla a la que se refiere el Reporte Hodgson como K.H. Nº 1. La escritura es más desordenada y un poco más difícil de leer que en las Cartas de KH que siguen. Hay una evidente diferencia de "sentir" comparada con los escritos posteriores. Las letras son menos redondeadas y regulares, pero las peculiaridades generales y caracteres estables están ahí desde el principio. En cuanto a las letras variables encontramos:

f — Ésta es hecha sólo con la curvatura inferior, o sin curvatura en absoluto.

g — Ésta toma una multiplicidad de formas. En la Figura 12 encontramos image. Ocurren otras formas en las páginas de esta Carta que no son ilustradas. Veremos luego que ninguna de estas formas es particularmente Blavatskiana con la excepción de image y image. Lejos de ser exclusivamente Blavatskiana, la primera de éstas es bastante común, y la segunda es de linaje antiguo, siendo común en los Escritos Secretariales Isabelinos.

y — Ésta se da en las formas image. La segunda es éstas es la forma Blavatskiana, pero no hay nada inusual en ella.

Debe ser mencionado en este punto que los casos en donde el escritor hace la misma letra en dos o más formas distintivas, aparentemente de manera caprichosa, son frecuentes. Muchos escritores hace la letra e en las formas image y image, y d en las formas image y image; y las alternativas pueden ser halladas en la misma página o incluso dentro de la misma palabra.

____________


Figura 13 Carta 2
Barker, p. 8 Diapositiva Nº K36023
Recibida en Simla el 19 de octubre de 1880

DÍA 4

Ésta llegó sólo cuatro días después de la Carta 1, y es ya un escrito más elegante. Encontramos:

f — aparece tanto sólo con la curvatura inferior como con ambas curvaturas.

g — Se prefiere la forma image a través de todo el extracto.

y — Todavía se prefieren image y image, pero image y image hacen su aparición.

____________


Figura 14 Carta 3c
Barker, p. 11 Diapositiva Nº K36034
Recibida cerca del 20 de octubre de 1880

DÍA 5

f — aparece tanto sólo con la curvatura inferior como con ambas curvaturas.

g — Hacen su aparición las formas imagey image.

y — Se prefiere la forma image, pero también encontramos imagey image.

____________


Figura 15 Carta 4
Barker, pp. 16-17 Diapositiva Nº K36050
Fechada 29 de octubre de 1880

DÍA 14

f — aparece sólo con la curvatura superior

g — Toma las formas image.

y — Se prefieren image y image, pero ahora image aparece por primera vez. Por lo tanto, en menos de una quincena, nos hallamos cerca de la completamente "desarrollada" escritura de KH.

_____________


Figura 2, Parte 1
Fechada 1 de noviembre de 1880

Ésta es parte de K. H. (i) de Hodgson, tomada de una carta al señor A. O. Hume. No se encuentra en el trabajo de Barker, ni en la colección de la Bibliteca Británica. La ilustración es sólo un "facsímil" del original, pero muestra con claridad que:

f — es hallada sólo con la curvatura superior.

g — toma las formas image y image.

y — prefiere las formas image y image, pero aparecen image y image.

Ésta es casi la forma final de la escritura, fechada sólo una quincena posterior al arribo de la Carta 1. Esto se ha tomado del propio Reporte Hodgson. Demasiado para los "años de práctica" de HPB.

¿Nunca vieron de manera crítica el Reporte Hodgson Gurney, Myers & Co., y las generaciones que los siguieron?

____________


Figura 16 Carta 6
Barker, p. 24 Diapositiva Nº K36070
Recibida cerca del 10 de diciembre de 1880

DÍA 56

f — aparece sólo con la curvatura superior.

g — Se prefiere image, pero también se encuentran image y image.

y — Encontramos las formas image y image.

__________


Figura 17 Carta 8
Barker, p. 26 Diapositiva Nº K36078
Recibida cerca del 20 de febrero de 1881

DÍA 107

f — aparece sólo con la curvatura superior o con ambas curvaturas.

g — La forma image se utiliza casi de manera exclusiva.

y — Encontramos las formas image y image.

Éste es un excelente ejemplo de la escritura de KH con barras largas en las t's.

____________


Concluyo esta sección con un ejemplo de una fecha más tardía.

Figura 18 Carta 25
Barker, pp. 191-2 (2ª ed.), 189 (3ª ed.) Diapositiva Nº K36496
Recibida el 2 de febrero de 1883

DÍA 840

Las barras de las t's son más pronunciadas acá que en la Carta 8, de otra manera la escritura no difiere de ella excepto en puntos de detalle.

La transición desde la inestabilidad en cuanto a forma de los escritos tempranos de KH a una escritura estable es todavía una característica desconcertante de estos escritos, y la razón de ello no está clara; pero con toda certeza que no fue "gradual". Estuvo casi completa dentro de una quincena. No encuentro "numerosos y conspicuos rastros del artificio de Madame Blavatsky" por ningún lado. Tampoco resulta "manifiesto" que "las peculiaridades de Madame Blavatsky" fueran eliminadas durante un proceso de gradual desarrollo de la escritura. Para dejarlo claro, cierto número de formas de g y y desaparecieron luego de las primeras pocas semanas de recibidos los escritos, pero éstas no eran formas típicas Blavatskianas.

Luego de la Carta 7, las variaciones en la escritura de KH no son más que las que cabría esperar del mismo escritor al usar éste distintas plumas o lápices, y bajo diferentes humores y estados de salud. Las variaciones más conspicuas en Cartas tardías están en la longitud de las barras de las t's, que pueden llegar a ser grotescamente largas y echan a perder lo que de otra forma sería una escritura elegante y legible.

Llegamos a LA SEGUNDA PROPOSICIÓN FUNDAMENTAL de Hodgson:

Que formas especiales de letras propias de la escritura ordinaria de Madame Blavatsky, y no propias de la escritura de K. H., aparecen ocasionalmente en la última.

Esta proposición nunca llegará a nada. Hodgson refiere vagamente ejemplos que ha encontrado en los documentos en posesión suya, pero he hallado imposible rastrearlos, y no se dan ejemplos.

Hay muchas borraduras y correcciones en las Cartas, pero éstas son el trabajo de un escritor que, cambiando de parecer respecto a una palabra o frase, no desea reescribir toda la hoja y no tiene un procesador de texto. Ustedes hallarán mucho de lo que Hodgson llama "adiciones, reformas, encubrimientos y borraduras" en mucha de mi propia escritura.

Hodgson declara en la página 287 de su reporte:

La letra e en la escritura ordinaria de Madame Blavatsky es hecha de manera uniforme basada en el tipo común que se nos enseña en cuadernos de escritura, pero cuando comienza una palabra en la escritura de K. H., es hecha sobre el mismo tipo de la mayúscula E de la letra ordinaria de Madame Blavatsky. Sin embargo, en los documentos tempranos de K. H. hay muchos casos donde la minúscula e inicial fue al principio bien formada de la manera ordinaria, y luego transformada al otro tipo mediante la adición de una segunda curva en la parte superior; hay también casos donde la transformación nunca fue hecha, y la e inicial del tipo ordinario permanece.

He notado unos pocos ejemplos de este tipo de alteración en las diapositivas, pero debo decir que el uso de ambos tipos de e es general. E es la letra más común en el idioma inglés; y la e permite menos variaciones de lo que la mayoría de las otras letras del alfabeto admiten. No hay nada en estas e's en particular que sea especialmente característico de HPB. ¿Qué posible justificación tiene Hodgson para atribuirlas a Madame Blavatsky en exclusión de todos los otros? Pudieron haber sido hechas por casi cualquiera, incluyendo el mismo KH.

Hodgson exagera acerca de una o dos x vagabundas que halló en los documentos en su poder. No puedo identificar estos documentos en las diapositivas, pero una x de ese tipo se encuentra en la palabra "Quixottes" vista en K. H. (v) de la Lámina 3 de su Reporte. Esta forma es sugestiva de la x de HPB, pero no puedo dar mucho peso a un ejemplo aislado. KH pudo con facilidad haber hecho un comienzo en falso del tipo de x Isabelino que normalmente usa y decidido que sería más fácil y ordenado cruzar la x a la manera Blavatskiana con el fin de completar la letra.

Hodgson señala algunas similitudes en las letras mayúsculas usadas por KH y HPB; pero las similitudes no son muy cercanas y las formas utilizadas son bastante comunes. No creo que tengan ninguna relevancia.

LA TERCERA PROPOCICIÓN FUNDAMENTAL de Hodgson es

Que hay ciertas muy marcadas peculiaridades de la escritura ordinaria de Madame Blavatsky que suceden a través de todos los escritos de K. H. — p. 283

Sostengo que esta proposición es demostrablemente falsa; y como he tratado de ella de manera extensa en la Parte 1, no hay necesidad de repetir lo que he escrito. Durante mi examen de las 1,323 diapositivas a color, puse especial cuidado en aquéllas que mostraban especimenes de la escritura de HPB. No pude encontrar ni una sola característica de su escritura que, si estaba presente en un manuscrito, habría probado más allá de toda duda razonable que ella era la autora. Lo que Hodgson llama el "trazo de hueco izquierdo" se encuentra en otros escritores y es mucho menos importante de lo que Hodgson pensó que era.


Los Escritos de M

Es conveniente en este punto describir la serie de Cartas de M que Hodgson ignora. Hay veintiséis de éstas en la colección de la Biblioteca Británica — menos que las Cartas de KH, pero suficientes para ser importantes. Las Cartas de M difieren marcadamente tanto en escritura como en estilo literario de las Cartas de KH y de HPB. KH produce un escrito individual, el cual es, aparte de algunas Cartas tempranas, elegante, legible y fácil de reconocer. Su estilo es aristocrático, cortés, más formal y reservado, discursivo y a veces de evidente largo aliento, pero no carece de un toque de humor ocasional. La escritura de M es muy diferente. Usualmente prefiere tinta roja. Le desagrada escribir, y lo dice. Es directo y lacónico, dice lo que tiene que decir, y estampa su firma. M es más aterrizado que KH; y la sonrisa, cuando está escribiendo, nunca está lejos. Los escritos tanto de KH como de M tienen poco que ver con los arranques explosivos de HPB que sugieren una Oficina Meteorológica que alerta sobre la proximidad del Huracán Helena.

Como pocos han podido ver las Cartas de M, reproduzco un ejemplo típico en la Figura 19. Esto bastará, puesto que la escritura de M no varía ni por cerca como lo hace la escritura de KH en sus Cartas tempranas.

Figura 19 Carta 29
Barker, pp. 227-8 (2ª ed.), 225 (3ª ed.)
Dispositiva no fechada Diapositiva Nº K36592

Ésta es la última página de una extensa carta.


CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LA ESCRITURA DE M

Generales.

La más destacada característica de la escritura de M es la "regular irregularidad" de las minúsculas. Algunas, como la r, son consistentemente más grandes que el promedio, mientras que otras, de manera notable la e, son más pequeñas que el promedio. Es difícil, por tanto, estimar la altura media (H) del cuerpo de las letras minúsculas. No casan con claridad entre dos líneas paralelas como lo hacen los caracteres de KH. Esta peculiaridad le da a la escritura una fuerte individualidad.

La inclinación de la escritura es consistente y cercana a los 40º hacia adelante desde la vertical, significativamente más pronunciada que en los escritos de KH.

A pesar de la variabilidad de las letras minúsculas, en general se mantienen en la línea base.

La escritura es hecha con cuidado y fluida, pero no todas las letras en una palabra están conectadas entre sí.

La altura de las mayúsculas es de cerca de 2½ H.

Las líneas están más cercanamente espaciadas que en la escritura de KH — cerca de 3H.

La presión de la pluma de palabra a palabra es constante.

Algunas letras características. Algunas formaciones de letras de particular interés son:

a image

d image

h image

M (inicial) image

N (inicial) image

p image

r image

s image

ss image

W (inicial) image

x image

En adición, la g y la y son a menudo desproporcionadamente pequeñas.


La Escritura de H. P. Blavatsky

Ahora tomo, para ser examinados, extractos de dos Cartas de HPB preservadas en la colección de la Biblioteca Británica. Los pormenores son:

Figura 20 Carta 134
Barker, pp. 463-4 (2ª ed.), 456-7 (3ª ed.)
Fechada: Dehra Dun viernes 4 Diapositiva Nº K37262

Figura 21 Carta 136
Barker, pp. 466 (2ª ed.), 458-9 (3ª ed.)
Fechada: marzo 17 Diapositiva Nº K37268


PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA ESCRITURA DE HPB

Generales

Hay algo poderoso acerca de esta escritura. Es rápida, pero en su mayor parte legible aunque uno tenga que depender del contexto más que en los escritos de KH y de M. hay una amplia variación en la presión aplicada a la pluma, y una fuerte presión hacia abajo es, en particular, notable en letras como la d y la p. Esto puede ser percibido incluso en las diapositivas. El efecto de la presión está completamente perdido en los facsímiles de la lámina 2 de Hodgson, que, con esto, da una errónea impresión de la escritura en general.

La inclinación de la escritura alcanza cerca de 45º hacia la derecha de la vertical. En ocasiones alcanza 50º.

El cuerpo de las letras minúsculas es pequeño (algunas veces hasta casi desvanecerse) comparado con su espaciado.

Por comparación con la altura del cuerpo, los ascensos y descensos de las letras minúsculas son largos. Los descensos pueden alcanzar 6H, y los ascensos 4H.

La altura de las mayúsculas se estima en cerca de 3H y la distancia entre líneas en 3H.

Algunas letras características. Dignas de mención son:

b image

d image

g image

h image

m image

n image

p image

x image

Vea también la tabla de comparación de formación de letras que se muestra más adelante.

Comparación de los escritos de KH, M y HPB. No encuentro evidencia de una común autoría de los escritos de KH, M y HPB. Una comparación de sus características generales, las cuales Hodgson ignoró, así como la detallada construcción de letras individuales, muestra que son tres distintas escrituras. Se las atribuyo a diferentes escritores.


La Escritura de A. P. Sinnett

En su esfuerzo de implicar a HPB parece que nunca se le ocurrió a Hodgson que uno debe echar un vistazo a la escritura de otros posibles sospechosos antes de llegar a conclusiones. Un posible sospechoso es A. P. Sinnett. Sus dos libros, El mundo oculto y Buddhismo esotérico demostraron ser best sellers, y podría argüirse que él falsificó las Cartas de los Maestros para proveer de una autoridad espuria a su trabajo. Ésta es, véase como se vea, un motivo más plausible que la sugerencia de Hodgson de que HPB falsificó las Cartas para fomentar la insurrección en la India británica.

La escritura de Sinnett se muestra en la Figura 22, y los particulares son:

Figura 22 Carta 20b
Barker, pp. 125 (2ª ed.), 121-2 (3ª ed.)
Fechada: Simla, julio 25 Diapositiva Nº K36266
Recibida en agosto de 1882

Si comparamos la escritura de Sinnett en la Figura 22 con la escritura de KH en la Figura 17 vemos que existen numerosas similitudes. La escritura de Sinnett es más angular que la de KH y es más estirada en la dirección horizontal. Como sea, es más cercana en estilo a la de KH de lo que la de HPB es de ésta.


CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LA ESCRITURA DE A. P. SINNETT

Generales

La inclinación es de cerca de 30º desde la vertical, hacia adelante.

La altura del cuerpo de las letras minúsculas (H) es bastante uniforme.

Los ascensos suben a cerca de 1¾ H sobre la línea base y los descensos se hunden a cerca de 2H bajo la línea base. Son menos prominentes que los de la escritura de KH.

La altura de las letras mayúsculas es cerca de 2H.

El espacio entre líneas es de cerca de 3H y el espacio entre palabras es aproximadamente el mismo.

Estas medidas aproximadas y el "sentir" general de la escritura son suficientes para mostrar que hubiera podido ser más fácil para Sinnett adaptar su escritura al estilo de KH de lo que hubiera sido para HPB hacerlo.

Comparación de letras individuales con las de KH. Compare lo siguiente:

Carta Escritura de KH (Figura 17) Escritura de APS (Figura 22)
c (Línea 5) Received (Línea 3) once
  (Línea 7) currents (Línea 9) covers
d   (Línea 1) dear (Línea 8) production
g   (Línea 3) receiving (Línea 2) began
th   (Línea 14) there (Línea 4) this
n   (Línea 3) not (Línea 3) once
(Línea 7) tangle
p   (Línea 4) reply (Línea 4) appearing
  (Línea 8) production
x   Vea Fig. 15, línea 18, (Línea 5) next
expressing

Al aceptar estas similitudes, rechazando todas las diferencias e invistiendo a la letra p con la importancia del "trazo de hueco izquierdo" de Hodgson, yo podría hacer un caso de autoría de Sinnett de las Cartas de los Maestros. Esto ilustra la importancia de ver la escritura de tantos sospechosos como sea posible antes de emitir un juicio. Hodgson nunca consideró a ningún sospechoso aparte de HPB.

Sin embargo, Sinnett puede descansar en paz. Su escritura no es la misma que la de KH, a pesar de las similitudes.


Faltas de Ortografía, Separación de sílabas y Estructura

En las páginas 306 y 307 de su reporte, Hodgson busca fortalecer su caso citando errores de ortografía, gramática, estilo y separación de sílabas halladas tanto en las páginas de KH como en las de HPB. Encuentro esta sección nada convincente. Lo más que muestran estos errores es que los dos escritores no estaban muy familiarizados con el idioma inglés. Esto era algo que ya lo sabíamos. Puesto que los errores son comunes y habituales, no muestran la identidad de KH y HPB.

Tabla de comparación de Formación de Letras halladas en los escritos de KH, M, HPB y APS

image

Uno siempre debe recordar que la escritura como un todo, así como la formación de letras individuales, es importante cuando se juzga una pieza de escritura.

Puede haber muy pocos aspectos del oficio del escritor que los autores entiendan menos que la separación de sílabas al final de las líneas. Ustedes hallarán muchas reglas elaboradas para la separación de sílabas en el preámbulo del Webster's New Internacional Dictionary de 1928, pero nunca logro recordar cuáles son. Esto no me preocupa porque si pretendo publicar mi trabajo, la separación de sílabas, en caso de ser necesaria, será hecha por el cajista o por una computadora, no importa lo que escriba. Proponer las faltas en cuanto a separación de sílabas mostradas en la página 306 del Reporte Hodgson como evidencia de la igualdad de identidad de KH y HPB es ridículo.

HPB no comenzó a escribir en inglés sino hasta bastante tarde en su vida, y lo hizo porque pensó que su trabajo sería más ampliamente leído en este idioma. Necesitó ayuda al principio. No es sorprendente que su trabajo temprano en inglés muestre influencia del francés.

Desconozco cuál era la formación lingüística de KH, pero también muestra una influencia del francés. Como el francés fue, y todavía es, un lenguaje de mundo, esto no prueba mucho.

Hodgson nunca pierde oportunidad de mofarse del inglés de HPB. Uno pensaría por sus comentarios que tanto KH como HPB escribieron en una especie de chapurreo de inglés. Esto no es así. El estilo de KH, aunque un poco formal, es bueno en general, y sus errores ocasionales no son más de los que la mayoría de nosotros cometemos de cuando en cuando en el primer borrador de un documento. Él mismo hace muchas correcciones a sus Cartas en puntos de términos y estilo.

Habiendo leído las originales, inéditas y hológrafas cartas de KH, encuentro esta sección del Reporte Hodgson bastante deplorable. En ella ilustra argumentos con sólo insinuaciones.


Contenido

TUP Online Menu


NOTAS

1. "Yo acuso todavía más" (volver al texto)

2. Hechos 18:17. (volver al texto)

3. La primera carta conocida de KH fue entregada por un "misterioso extraño" por el año 1870 de acuerdo al testimonio de Madame Fadeyef. Este testimonio es descartado por Hodgson fundándose en que "debemos recordar que ella es una dama rusa, y la tía de Madame Blavatsky, y que Madame Blavatsky pudo haber estado influenciada por motivos políticos en la fundación de la Sociedad Teosófica". Creo que es posible que en ocasiones incluso las damas rusas pueden decir la verdad. La cita viene de la página 292 del Reporte Hodgson y toda la nota al pie merece un estudio como un ejemplo del razonamiento de Hodgson. (volver al texto)

4. Michael Gomes, "El Caso Coulomb 1884-1984", The Theosophist, diciembre de 1984, enero de 1985, febrero de 1985, pp. 95-102, 138-47, 178-86. (volver al texto)

5. Michael Gomes, Theosophy in the Nineteenth Century: An Annotated Bibliography, Biblioteca de Referencia Garland de Ciencias Sociales, Vol. 532 (Sistemas de Información Religiosa Vol. 15), Garland Publishing, Nueva York & Londres, 1994. (volver al texto)

6. Beatrice Hastings, Defensa de Madame Blavatsky, Vols. 1 & 2, The Hastings Press, Worthing, Inglaterra, 1937. (volver al texto)

7. Emma Coulomb, Some Account of My Intercourse with Madame Blavatsky from 1872-1884, Higginbotham & Co., Madras, 1884. (volver al texto)

8. Reply by H. R. Morgan to a Report to an Examination of the Blavatsky Correspondence por J. D. B. Gribble, Ootacamund, 1884. (volver al texto)

9. Vea Parte 1. (volver al texto)

10. Vea Parte 1. (volver al texto)

11. Sylvia Cranston, HPB: The Extraordinary Life and Influence of Helena Blavatsky, Jeremy P. Tarcher/Putnam, Nueva York, 1993, p. 270. (volver al texto)

12. Michael Gomes, "Witness for the Prosecution: Annie Besant's Testimony on behalf of H. P. Blavatsky in the New York Sun/Coues Law Case", Occasional Paper, Theosophical History, Fullerton, CA, 1993. (volver al texto)

13. El texto de la retracción es reproducido en HPB de Cranston, p. 337. (volver al texto)

14. Cranston, HPB, p. 271. (volver al texto)

15. Información de Anita Atkins. Vea Parte 1. (volver al texto)

16. Información de Walter A. Carrithers. Vea Parte 1. (volver al texto)

17. A. Trevor Barker, ed., Las Cartas de los Maestros a A. P. Sinnett, facsímil 2ª Edición (1926), Theosophical University Press, Pasadera, 1994; Tercera Edición Revisada, The Theosophical Publishing House, Adyar, Madras, 1962. (volver al texto)

18. Michael Gomes, "The Coulomb Case 1884-1984", The Theosophist, diciembre 1984, enero 1985, febrero 1985, pp. 95-102, 138-47, 178-86. (volver al texto)